El aislamiento es una de las partes más importantes a la hora de obtener un grado alto de eficiencia energética en su casa. Es obvio que cuanto más protegidas estén las paredes, techo y suelo más fácil será mantener una temperatura ideal en el interior de la vivienda. Existen multitud de materiales y de posibilidades para realizar obras de aislamiento en su vivienda y cumplir con ese objetivo de eficiencia energética.